La economía de la abundancia

La economía de la abundancia

La unión hace la fuerza, esa simple y certera frase que hemos escuchado un sinnúmero de veces es la esencia de los proyectos de economía colaborativa como PLOOSI.

Sin duda el modelo con el que se rigió la economía de la era industrial trae beneficios, el principal problema de ese modelo es que la evidencia muestra que los grandes beneficios se concentran en muy pocas personas que son quienes realmente pueden vivir, todos los demás terminan simplemente sobreviviendo.

El otro gran problema de ese anacrónico modelo es que el progreso de un individuo (aplica igual para empresas, países, etc.) está basado en que otros individuos en su mismo sector no progresen e incluso retrocedan. Es una economía de la escasez donde los recursos son finitos y los medios de producción son costosos, lo que genera una guerra permanente por tenerlos en propiedad para así controlar la economía en general.

Afortunadamente la economía del siglo XXI se basa cada vez más en el conocimiento y, por tanto, los efectos de red que se generan en la colaboración entre pares representan beneficios que pueden ser repartidos de forma más justa en todo el ecosistema. Todo en función del valor que se genera y no del poder económico que se tiene, generando una economía de la abundancia.

PLOOSI, apalancada en los activos que todos los crowdsultores* tenemos, busca mejorar la sociedad a través del fácil acceso a la sabiduría colectiva, esa sabiduría colectiva que solo necesita herramientas fáciles, baratas y rápidas para ser compartida.

* Crowdsultor: persona con valiosa experiencia en una o más áreas de gestión empresarial o tecnológica que está dispuesto a compartir su conocimiento, tiempo, experiencia y red de contactos para ayudar a otros a solucionar sus retos de negocio y alcanzar sus metas.

Leave a Reply